Corte de pelo en gatos persas

¿Tienes un gato persa?, ¿quieres cortarle el pelo?, ¿no sabes cómo? Estás de enhorabuena, porque en este artículo te vamos a dar las claves para que realices un correcto corte de pelo a tu mascota.

Corte de pelo

Los gatos persas, necesitan de ciertos cuidados básicos para desarrollar su vida en casa, como un buen cepillado de pelo, o un correcto lavado y secado del mismo, entre otros. La cantidad de pelo que un gato persa puede dejar por casa, suele superar los límites insospechados, y por ello hay que saber qué medidas tomar a la hora de cortarle el pelo. Nunca cortes directamente el pelo al animal, puesto que muchos de ellos se ponen muy nerviosos cuando se les toca la piel a la hora de cortarles el pelo, y por ello es necesario el uso de sedantes para que el animal no sufra. Bien es cierto, que los gatos suelen ser unos animales extremadamente limpios y se realizan varios aseos diarios a sí mismos, sin embargo es bastante recomendable cortarles el pelo alguna vez al año, y lo mejor es que lo hagas en un veterinario. Lo ideal, además, es realizar varios cepillados semanales especialmente en razas de pelo largo, debemos cepillar e intentar que no se formen marañas imposibles de desenredar que provoquen que tengamos que rapar a nuestro gato.

La morfología de los gatos persas, sus patas, sus articulaciones, sus orejas, hacen de ellos un gran depredador. Tienen una gran anatomía, la cual hay que tener en cuenta a la hora de cortarle el pelo, para no cortar así donde se cree que hay un nudo, y realmente se esconde un pliegue de piel.

Lavado y secado

Aunque los gatos son muy limpios y odian el agua, en el caso de las razas de pelo largo, un lavado junto con el cepillado diario ayuda a eliminar restos de su pelo, sobre todo, en época de mudas. Lo ideal es acostumbrarle desde pequeño a esta rutina para que se familiarice con el baño ya que no son muy amantes del agua. Después de lavarle con champú para gatos, hay que secarle bien con la toalla y el secador.

 Cepillado

Para el cepillado diario del pelo del gato persa, se suelen utilizar peines de metal con las púas redondeadas para no hacerles daño. A la hora de peinar hay que hacerlo en el sentido en el que le crezca el pelo; y ante todo evitar peinarle la cola.

Dale malta a tu gato

Si quieres evitar la formación de bolas de pelo en el estómago de tu mascota, es necesario que éste tome malta. Los gatos persas, al tener el pelo tan largo, suelen tener muchos problemas intestinales debido a estas bolas de pelo, por ello tenemos que tener cuidado de que no se las traguen y evitar su formación.

En resumen, si optas por tener un gato de pelo largo, intenta mantener su pelo limpio u y sano, sin nudos y bien lavado, para evitar así que tengas que raparlo en más de una ocasión en el futuro.

 

¿Como cuidar a un Bulldog francés?

El cuidado del Bulldog francés

Bull Dog Frances joven

El Bulldog francés es un perro con historia. Ésta, comienza en la década de 1860, cuando unos cuantos criadores de perros franceses importaron algunos bulldogs pequeños de Gran Bretaña, y los cruzaron con terriers franceses. El resultado final fue el Bulldog francés que conocemos en la actualidad, y que cada vez es más común en nuestro día a día. Una raza que necesita tener unas notables y determinadas condiciones de vida, para poder disfrutar de nuestra compañía. A continuación te ofrecemos un decálogo con todo lo que tienes que saber para cuidar a tu Bulldog francés:

Bulldog Francés

  1. Lavados

Si tu perro vive normalmente contigo en tu hogar, y da paseos por la calle no necesita más que 3 o 4 lavados al año. En caso de que se ensucie todo el cuerpo por algún motivo, sí debe bañársele, pero no es aconsejable bañarlo a menudo puesto que se le deteriora la capa de grasa de la piel, se le altera el ph y le puede producir problemas de piel.

  1. Limpieza de oídos

El Bulldog francés sufre mucho de los oídos, por lo que es recomendable lavárselos una vez al mes. Un buen método es aplicarle unas gotas que disuelven la cera del oído, para retirársela posteriormente con una gasa.

  1. Limpieza de pliegues

Es importante limpiarlos a menudo, ya que sin estos cuidados se pueden crear hongos o infecciones en la zona. Si está muy sucio lo limpiamos con agua y jabón, y luego lo secamos con agua limpia.

  1. Cuidado de los ojos

En este apartado hay que tener especial atención con las legañas, éstas son infecciosas si no las retiramos y muchas veces se quedan en el párpado. Para retirarlas usaremos suero fisiológico, una jeringuilla y gasas.

  1. Limpieza de dientes

Es recomendable lavarle los dientes a nuestro Bulldog francés una vez a la semana,  incluso más si es posible. Normalmente para ello se usa un trapo o gasa enrollada a nuestro dedo y lo frotamos por los dientes y encías de nuestro bulldog francés.

  1. Corte de uñas

Lo mejor para ellos es que se desgasten de forma natural en la tierra. También podéis cortarlas con un corta uñas especial para perros, se puede conseguir en tiendas especializadas.

  1. Pelaje

El pelaje del Bulldog francés necesita muy pocos cuidados, y solo tendremos que cepillarlo regularmente para quitarle el pelo suelto. Se recomienda cepillarlo de 2 a 3 veces por semana.

  1. Temperatura

El Bulldog francés lo pasa mal con temperaturas extremas. Esta raza estará bien si vivimos en un apartamento, ya que son bastante activos en interiores y no necesitan un patio para ellos.

  1. Ejercicio

Debe dar un paseo diario, siempre debe ir a nuestro lado o detrás de nosotros. Les encanta correr y pueden jugar durante horas si se les deja.

  1. Cuidados de alimentación

Es recomendable que coman hasta 3 veces al día (mañana, medio día y noche).

grupo de bulldogs franceses